Hermanos de San Juan en Monterrey

¿Por qué Dios ha permitido los desastres naturales?